Acuerdate de vivir (dedicado en su primer cumpleaños a Juan Bautista)



Creerás que el tiempo pasa rápido,
que el buen recuerdo puede doler,
pero has venido a recordarnos
que no es tan malo crecer.

Verás que hay días con espinas
y que puede doler vivir,
pero recuerda que cada día
el mundo amanece en ti.

Vendrá el futuro a verte cualquiera de estos días.
Y tendrás en las manos lo que nunca tuvimos:
la esperanza de un mundo con los mares azules,
sin fieros huracanes o desbordados ríos.

No habrá hombres que mueran sin panes ni milagros.
Y en la pared de enfrente leerás que alguien ha escrito
un saludo de paz, un buenos días, un pájaro
con las alas abiertas para volar sin tino.

Cuando las sombras se alarguen
y te toquen con su manos
recuerda que siempre hay alguien,
alguien que te anda buscando
para pintar el futuro,
ya ves, alguien como tú
con quien compartir el vuelo
y emborracharte de luz.

Vendrá el presente a verte con hambre de futuro,
ese mañana incierto que algún día intuimos
que tú harás cercano, más humano y abierto,
más real, más igual, más justo y más limpio.

Será obligatorio escribir poesía
y la palabra amor, como si fuera vino,
tendremos que beberla obligatoriamente
con cada trozo de pan partido y compartido.

Quise escribirte una canción
para enseñarte a vivir,
eres un recién llegado
y yo ya soy tu aprendiz.





cancion de I.Serrano

4 comentarios:

LIA50 dijo...

Que puedo decirte Eric, agradecerte este gesto tan lindo para Juan Bautista, una hermosa canción, que dice todo lo que me gustaría decirle a mi nietito...Un beso amigo y gracias!! Lía.

Mega009 dijo...

Ya! no sabía quien era Juan Bautista!! pues felicidades por su primer añito...y un gan abrazo par la lindaabuelita!!
Eric que canción más hermosa!!

besos

Ricardo Miñana dijo...

Precioso texto de la canción.
Es un grato placer pasar a leerte,
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

Anónimo dijo...

Recuerdo el día del nacimiento de Juan Bautista. En aquel momento le desee mucha felicidad y le di la enhorabuena a la feliz abuela. Hoy -con unos días de retraso- le vuelvo a enviar, desde una Galicia distante, mis deseos de felicidad y paz a ese niño.
Un saludo afectuoso.
Madeira