CUANDO ME VAYA






Y me iré, casi transparente
iluminada de caricias.
Sin pronunciar tu nombre,
Quedamente.
Sin palabras que hieran,
sin reproches que ahoguen,
dejando mi perfume entre tus sabánas,
Para que te abrace, cuando me vaya.

2 comentarios:

Eric_sbn dijo...

Muy hermoso...

Que triste son las despedidas...pero al menos nos dejan un lugar donde nuestros pensamientos regresan para recordarlas... pero una partida sin despedida, que nos deja?

Gracias por este bello pensamiento Lia50
muuack

Mega009 dijo...

Lia preciosa... cuando toca marcharse, siempre dejaremos una huella de nuestro andar en cada sitio y en cada ser que se ha cruzado en nuestras vidas, y si fue un encuentro amoroso el recuerdo será perenne...

Besos!!