VOLVER A EPECUEN


Soñador,
buscabas recuerdos.
Ansiedad por el encuentro,
entre ruinas y árboles muertos.
Silencios forzados,
mirada estremecida.
Escuchabas risas y cantos de antaño.
Todo el sol sobre tu rostro.
Y el ayer se destejió en tus manos…

3 comentarios:

Fibonacci dijo...

Lago de sal...cuantos pueblos, historias e inclusos sus muertos permanecen bajos las aguas por un bien "dicen" de la sociedad o de uns pocos...tu poema un encanto como tú...un besote preciosa amiga

Eric_sbn dijo...

Lia, un hermozo llamado a la reflexion.
leerlo, me ha despetado muchas emociones, por esa razon y con tu permiso, me atrevo a liberar mi emocion. en unas lineas.
gracias y mucha paz y luz para ti
besoo!

* Inés * dijo...

Tu poema íntimo de un pasado, me dice que el presente reclama el ayer y lo devuelve luego a sus sueños.
Precioso, Lía.
Gracias, siempre. Beso.