CREPÚSCULO



Con el paso de los años, me he vuelto mas sensible a mi entorno, cada viaje a El Porvenir, en estas tierras Veracruzanas, me pone en contacto conmigo misma y con la naturaleza. ¿Será que esta zona tiene un nivel de energía que hace que todos nuestros sentidos se aviven y se pongan en sintonía? Una vez más que llego a este mágico lugar, después de un par de horas de estar aquí me toca presenciar el bello atardecer que me inspira, tomo algunas fotos que hablan más que las palabras, sin embargo no puedo dejar de describirl lo que perciben mis ojos que no se cansan de admirar las maravillas Divinas.

Cae la tarde, los sonidos cambian, ahora son los insectos los que
Rompen el silencio anunciando la proximidad de la noche
El sol disminuye su resplandor y brinda al cielo una gama
Perfecta de tonalidades rojo-amarillas
Una franja se destaca en el azul profundo de la noche que comienza
Se dibujan los contornos de las ramas de los árboles que pierden su verdor ante la
Carencia de la luz que invita al reposo
Un arrullo de voces nocturnas acompañan el momento
La colorida franja va perdiendo dimensiones la oscuridad va ganando el espacio al
Ocultarse por completo la luminosidad del sol, mañana será otro día…

Mega009 8 de Mayo/10

1 comentario:

Tano dijo...

Mega, seguramente todo es tan bello como lo pintas. Pero me surge desde hace un tiempo, que nuestras miradas aportan a esa belleza. Nuestra calidad interior nos permite valorizar detalles que tal vez, pasen desapercibidos para aquellos que solo ven con concepción turística. Te mando un besito, Mega...y gracias - Tano