Después del adios...



¿Qué harás sin él?
Continuar…así lo decidí.

¿Sola? …
No lo se…

¿Hasta cuándo?
También lo decidiré.

¿Hay alguien ya?
No, pero llegará a mí…

¿Cómo quieres que sea?
Solo que sea afín a mi…

¿Para qué?
Para compartir momentos.

¿Y, los sentimientos?
…en el compartir se construyen…

¿Qué esperas de él?
Reciprocidad.

¿Qué darás tú?
Reciprocidad.

¿Vida en común?
No necesariamente.

¿Así serías feliz?
Si, solo depende de mí…

¿Le hará feliz a él?
No lo se, también depende de él.

¿Esto puede ser real?
Si, la realidad la creamos.

Y, ¿ahora qué?
Solo esperar…

3 comentarios:

Tano dijo...

Meguita querida...con tu categoría de siempre. Con esa costumbre de dejarnos pensando, cada cual tratando de aplicar tu escrito a su vida misma, en la manera que crea conveniente. De corazón, gracias. - Tano

Cati dijo...

Buenos días Mega.
Valiente reflexión, real, como la vida misma,
Preguntas, sin respuesta
Como ser feliz.¿Podré?.....
Un abrazo, gracias

Cati

Anónimo dijo...

Buen día Mega
Si, comparto contigo que la felicidad se construye a partir de las propias reflexiones...gracias por hacerme refelxionar
Cariños.

Sorprendida