TRIGAL


Brisa dorada mece las espigas,
en un dulce ronroneo.
Reflejo de soles, en la mirada,
entibian la calma.
Campo y trigo, es todo el paisaje.
El silencio abraza.
Y el eco de risas,
despierta la tarde…

2 comentarios:

* Inés * dijo...

La belleza de los trigales dorados, se asemeja a la que tienes, cuando derramas tus letras ante los ojos de quienes te leemos.
Un abrazo,Lía.

Fibonacci dijo...

Los trigales reflejan el bienestar d quien lo posee...y en eso...seguro que tú eres parte de él...
Un besote amiga...sabes que te quiero.