+ Una cita a ciegas +



Nos conocimos en una sala de Chat, su diario saludo era algo clásico en él:
¡Hola Crayolaaa!
Hombre caballeroso, sensible, cariñoso, alegre…Dos meses bastaron para que pensáramos en una relación seria y formal. Él muy enamorado, yo con algunas dudas, sería mi primer pareja.
Acordamos el primer encuentro, ni en su ciudad de origen, ni en la mía, nos veríamos en un sitio intermedio. Pero, ¿Cómo nos reconoceríamos?
Dijo:
- Yo iré con un pantalón azul marino, camisa de manga larga a cuadros, maletín verde al hombro, soy alto, delgado, canoso y muy feo. Yo igual le di mi referencia para reconocerme.
Quedamos de encontrarnos en la central de autobuses. Él llegaría antes que yo y me esperaría…
Ese día llegué a tiempo, me bajo de mi autobús, entro a la sala de espera, miro en todas direcciones, no lo veo… tomo asiento cerca de la puerta, espero, 10, 20, 30 minutos y no aparece…Algo raro sucede, me doy cuenta que no es la misma sala donde llegan todas las líneas de autobuses...Pregunto y me lo confirman…
Salgo rápidamente de ahí, me pregunto ¿y si ya se fue, creyendo que no llegué? El corazón se me sale…corro un largo pasillo, subo un puente, otro pasillo, llego a una enorme sala de espera, puertas y andenes de ambos lados…
Busco la imagen que me formé de él en la mente…ahí está parado de espaldas a mi, me detengo, checo datos, pantalón, camisa, maletín, sí no hay duda ¡¡es él!!... La emoción me embarga.
Me le acerco a él, toco su hombro, voltea, le pregunto la hora, a sabiendas que no usa reloj…me contesta:
- Usted perdone, no traigo reloj…
- Ohh! Gracias.
Le pregunto:
- Disculpe ¿espera usted a alguien en especial?

Me mira con cara de asombro, abre tremendos ojos, sonríe y me dice:
- ¿Eres tú? ¡¡Hola crayolaaa!!
Nos abrazamos, me da un beso tímido en la mejilla… me toma del brazo y salimos…

Este fue el inicio de 6 años juntos en feliz matrimonio, 6 años que el destino nos tenía así deparado. Tan sólo 6 años porque partió al sueño eterno.
Pero se que donde quiera que se encuentre me estará esperando, porque el Amor es eterno, y seguramente cuando yo llegue allá, me dirá:

¡¡Hola Crayolaaa!!

2 comentarios:

cati dijo...

Mega, Es tan emotiva, que no he podido dejar de emocionarme.
Me gusta, tu forma de relatar los episodios
Las personas que han llenado nuestra vida,perduran
!ETERNAMENTE!, NIÑA,
un beso grasnde,
Cati

Tano dijo...

Meguita, hermosa historia y tan bien contada por vos. Me encanta. Besos - Tano